¿Cómo podemos preparar nuestras organizaciones para el caso de que Cataluña fuese independiente?

Parece que la posibilidad de que Cataluña sea independiente se aleja después de estas últimas elecciones autonómicas, pero con el sistema educativo en manos de los promotores de la independencia, será cada vez más inevitable que exista una mayoría que concuerde con sus propuestas.

¿Cómo podemos, desde recursos humanos, preparar a nuestra organización para que sea exitosa en este entorno?

He de reconocer que desconozco cuales serían las condiciones en las que se crearía un nuevo estado en esta Comunidad Autónoma, pero, sólo para el propósito de este análisis, vamos a suponer que con la independencia Cataluña se convirtiese en un nuevo estado equivalente a Yemen del Sur: con reconocimiento internacional pero sin ningún tipo de tratado bilateral o multilateral con el resto de España.

¿Merecería la pena fortalecer nuestras plantillas en Cataluña o debemos adelgazarlas todo lo posible?

Si no lo tenemos ¿Debemos apresurarnos a abrir un centro de trabajo allí? Y si lo tenemos ¿Debemos prepararnos para su cierre y traslado a otra zona?

Y como empleados ¿Qué debemos hacer para seguir desempeñando con éxito nuestro rol si éste incluye responsabilidad sobre Cataluña?

Las respuestas dependerán de cada empresa y de su negocio, pero me encantaría escuchar vuestras propuestas para vuestra empresa y para las empresas que conozcáis.

 

PD: Hay cientos de grupos en los que exponer nuestra opinión sobre la independencia de Cataluña, pero os ruego que en este debate se propongan solo posibles estrategias que podemos adoptar desde recursos humanos para adaptarnos a esta situación con independencia de lo que nos parezca la misma.